miércoles, 5 de julio de 2017

Choke.

Se me da bien estrellarme,
que la vida me golpee.
Se me da bien hacerme daño.

Vivir en un terremoto constante,
deseando que llegue la calma.

Pero yo sé la verdad,
nunca llegará.

¿Que por qué?
Porque soy yo.
Y el que yo deje de atraer al desastre, sería como pedir que el aire dejase de existir.

Y nadie elige quedarse sin aire.
Nadie.

miércoles, 21 de junio de 2017

Mi gran problema es que nadie entendió el cómo pasé de ser una niña feliz a ser una niña triste de la noche a la mañana. Lo siento, yo no elegí cuándo abrir los ojos. Mi gran problema es no tener a nadie, me siento sola esté donde esté y nadie puede escucharme.
He pedido ayuda a gritos y en silencio durante mucho tiempo, pero nadie quiere culparse de haber tomado mi tristeza como algo pasajero. Y claro, ahora la culpa es mía por no quererme. 
Y ahora que necesito estar sola porque no soporto nada más, ni confío en nadie más porque todo el mundo me ha decepcionado (incluída yo misma), ahora la culpa es mía por venirme abajo. Como si fuese capaz de controlar mis actos y mi tristeza, como si fuese capaz de decidir si hoy voy a tener un ataque de ansiedad al pensar en mis estudios y mi futuro. No soy capaz de centrarme en los estudios, y cuando lo consigo todo me sale mal y me vengo todavía más abajo. 
Y sí, joder. Es muy fácil decir "pues te levantas", pero yo no funciono así. Hasta hace unos años sobrevivía porque la idea de dejar el pueblo y conocer a gente con la que sentirme bien me animaba a levantarme. Pero era una ilusa, porque ahora sigo sin conocer a nadie, pierdo a todo el mundo por mi depresión y mis lloros. Ahora es cuando no tengo nada. A nada y a nadie, sólo gente que entiende las cosas a su manera y en ningún momento se molesta en escucharme de verdad. Y no sabéis lo que duele fingir que todo va bien, que tengo amigos, para que en mi casa no sientan lástima por mí.
 No sé como la gente se ríe de mi situación, no entiendo como en dos años me han dejado tan sola porque lo único que quiero es desaparecer. Sigo sufriendo el mismo bullying que sentía de pequeña, y el mismo maltrato psicológico. Y cada vez va a peor porque cada vez me odio más.
Lo que necesito es no pensar en nada de esto, sentirme útil para alguien y ver recompensa en ello, y estar lejos de todo lo que me atormenta. Escribir a veces funciona porque nadie es capaz de escucharme de verdad, pero no es suficiente para mí. 

domingo, 14 de mayo de 2017

We got something to believe in

 Quiero que vuelvas aunque nos haga daño.

 Pero al mismo tiempo no puedo permitirme hacértelo y sé que tú tampoco quieres hacértelo a ti mismo. Y haces bien, créeme. Soy la persona más horrible del mundo, un error que nadie debería cometer. Y tú ya cometiste ese error una vez, haciéndolo una segunda serías el hombre más estúpido que he conocido.
 Pero te quiero, eso no cambiará y tampoco quiero que cambie, y menos ahora que sé que todavía tú también lo haces. En momentos como este siento que ahora mismo me basta con eso. Pero, ¿qué haré cuando pase una semana? ¿o un par de días? ¿qué haré cuando vuelva a sentir una necesidad extrema de hablar contigo de nuevo?
No te culpes por haber seguido hablando conmigo el otro día, de verdad que si hubiese sido diferente ahora mismo estaría más que hundida y llorando todavía más. Al menos ahora tengo algo, eso que todos llaman esperanza y una pequeña motivación para seguir adelante y esperar(te).

 Y sigo queriendo que vuelvas. Pasarán cinco meses y seguiré queriendo que estés a mi lado, ya lo verás. Y posiblemente otros cinco, y no sé, quizás otros cinco más. Y si esto sigue así...iré a buscarte, aunque sólo sea para que me mandes a la mierda a la cara.

sábado, 6 de mayo de 2017

And I´ll be there forever and a day, always
I´ll be there til the stars don´t shine
til the heavens burst and the words don´t rhyme
And I know when I die,
you´ll be on my mind
And I´ll love you always.

 Estoy sufriendo por este cúmulo de problemas actuales en mi vida, y aún así me duele más el pensar que has pasado por esto antes que yo. Te juro que me gustaría no sentir nada, sólo para que ambos pudiésemos seguir nuestro camino y alejarte a ti del peligro que podría suponerte yo. No sé, quizás me equivoque y ya no quede nada de mí en ti (que por tu bien, ojalá sea así).

 Necesito escribir, y cada vez más. Ha sido como si los sentimientos retenidos explotasen de repente dentro de mí, esos sentimientos que a cada "todavía le quieres" que él me decía de vez en cuando se escondían más dentro de mí. Pero supongo que sí, que yo lo sabía. Y todos esos pequeños enfados cuando hablábamos de ti...la verdad es que miro atrás y me veo como una auténtica gilipollas, ¿cómo no fui capaz de darme cuenta?, ¿cómo pude ser tan sumamente imbécil?
Me río por no llorar, aunque también he estado llorando. Todavía lo hago, antes o después de empezar a reírme por esta situación tan cómica.

Me he enamorado dos veces en la vida y ahora soy consciente de ello. Nunca te has ido de mi cabeza y seguramente nunca lo harás, porque cuando me enamoro eso nunca desaparece. Simplemente aprendo a convivir con ello, y esta vez me está resultando difícil. Y ahora que veo lo que siento de forma tan clara, es todavía peor.

 Pero sienta bien llorar palabras cada noche, escribiendo cosas que nunca voy a decirte, cosas que nunca leerás y que se quedarán retenidas de alguna forma en el tiempo.