domingo, 26 de enero de 2014

¿Entendiendo a la vida?

Hoy ha sido el día más extraño. Me he levantado de buen humor y con una sonrisa, ¿a qué se debe?, no lo sé. Y quizás ni quiera saberlo, lo importante es que mi interior no guarda nada.
He pensado que si la vida da tantos golpes será recompensado en un futuro. Aunque, mirándolo de ese modo...¿qué es el futuro? porque mientras escribo esto el futuro llega, línea a línea (vale ya, no empieces con estas rayadas, Noelia).
La vida te golpea para que aprendas de ella, pero los golpes que ha dado no tardarán en curar.

Todo cicatriza, absolutamente todo.

Y si alguien me ha hecho algo malo...no sé la situación en la que se podría encontrar, no entiendo su perspectiva.
  Pero estoy segura de que la entendería.    Porque nadie hace las cosas sin ninguna razón. No creo que exista un alma tan gilipollas en este mundo, y si es así...que los caminantes blancos se lo/la lleven.

Ya estoy lista para que el Fénix que llevo dentro vuelva a nacer, y para volver a cometer errores.

miércoles, 22 de enero de 2014

¿Felicidad?

Suspira. Se deja llevar por el sonido de la lluvia golpeteando en la ventana y cierra los ojos.
La lluvia.
La lluvia y su sonido relajante, que tranquiliza y te mece lentamente. De repente abre los ojos y vuelve a pensar.

"¿Me merezco algo bueno en esta vida?"

Hasta ahora no había hecho las cosas tan mal. Había cometido errores, unos más grandes que otros, de los que se arrepentía. Claro que lo hacía, pero todo el mundo se arrepiente de cosas que ha hecho, y más a su edad, en plena adolescencia. La etapa programada para cometer errores y aprender de ellos. Omitiendo los problemas en casa, en los que los padres se enfadan porque...¿para qué están sino los padres? ¿Qué sería una familia sin enfados, aunque se trate de una simple estupidez? Omitiendo todo eso, no se había portado mal, siempre ayudando a los demás y preocupándose por ellos (aunque en casa le digan lo contrario), no es una niña mimada, que lo quiere todo. Lo único que ha pedido son libros, la forma en la que ella se libera de todo y se olvida de todos y cada uno de sus problemas, ese momento en el que se transforma en ese personaje y olvida su propia existencia. Para ella es la mejor forma de liberarse y olvidarse de su maldita existencia, que hasta ahora apenas le ha reparado algo bueno.
Será que no se lo merece, será que ha sido más Harry, Lucy, Aliena, Katniss, Thomas, Tris, Tessa, Liesel...por lo que no ha vivido su vida. A decir verdad no sabe nada, como Jon Snow. No se explica como gente horrible, que solo se preocupa por sí misma y su objetivo en la vida es joder a los demás, tiene más suerte que ella. Quiere creer que en un futuro le llegará esa felicidad que tanto ansía encontrar, esa felicidad con la que sueña.
Maggie Fitzgerald también logró alcanzar su sueño, aunque su final haya sido tan trágico.
                      MO CUISHLE.

martes, 21 de enero de 2014

Como un ave fénix

Y, poco a poco se transformó en ceniza... la quemaste, le hiciste daño, la heriste en lo más profundo de su corazón. Porque las promesas que le habías hecho eran falsas. Le habías dicho un siempre, y ese siempre desapareció. Y ahora es ceniza, pero ella es como el ave fénix, resurgirá de las cenizas y volverá, más bella, más fuerte. No se dejará dañar otra vez, nunca más. Y, es que cosas como esta le hacen pensar qué clase de persona es, si se merece o no una vida feliz. Porque siempre que encuentra la felicidad la vida juega con ella y todo se derrumba. Sé que la vida siempre te va a dar muchos golpes, pero acostumbra regalarte algo bueno, por muy pequeño que sea, y todavía no ha llegado eso. Acaso, ¿no tiene derecho a ser feliz?

domingo, 19 de enero de 2014

La cruda realidad.

Creía que la vida empezaba a sonreírle. Había empezado bien el nuevo año, un error se había convertido en lo mejor que le había pasado. Primero dudaba, pensaba que no iba a salir bien, que todo acabaría mal, porque como hasta ahora, el destino no le había reparado nada bueno. Pero él acabó convenciendola de que funcionaría, que ella era única, que era perfecta. Ella se creyó hasta la última de sus palabras, él conseguía sacarle una sonrisa cada día, una sonrisa que hacía mucho que no se veía a sí misma. Al fin, la vida le había sonreído, le había dado un motivo por el que seguir adelante. Pero se equivocaba, apenas le duró dos semanas. Él le había roto el corazón, y se había llevado más de lo que le había dado. Le había mentido, se había dejado llevar por falsas palabras. Él había sido el primero en decir que iba a luchar, y el primero en rendirse. Aunque ya no está muy segura de que realmente quisiera luchar desde un principio. En realidad él nunca la quiso, tan solo utilizaba falsas palabras, palabras que se quedaron grabadas en su corazón para luego quemarla y herirla. Y esa herida tardará mucho en cicatrizar.

sábado, 18 de enero de 2014

¿Hoy?

Me diste tanto para de repente quitarmelo. ¿Sabes? Estaba mal y me diste mejoría para de repente dejarme peor. A veces la gente intenta arreglar las cosas con palabras, pero las palabras son simples dibujos.
No entiendo lo que ha pasado, como tampoco me entiendo a mí misma. Creía haber encontrado algo, pero tropecé y me caí. Hace tiempo hice una promesa, y esto era la vida probando que era capaz de cumplirla. Pero no, no soy capaz de cumplir mis propias promesas. Errar es de humanos. Lo sé.