domingo, 17 de agosto de 2014

"Tus besos son como copos de nieve en mis labios"

El joven estaba sentado el su balcón, con la guitarra entre sus manos, y la mirada perdida entre las estrellas. Sus ojos azules brillaban, pero su corazón estaba apagado, y su sonrisa había desaparecido.
Sin apenas darse cuenta comenzó a tocar, dejando su alma entre las notas, descubriendo a la noche sus sentimientos, fundiendo sus manos en las cuerdas...desnudandose por primera vez ante la que deseaba ser su nueva amante: la luna.
De repente dejó de tocar y todo se quedó en silencio. Escuchó la música de la noche, la música del silencio...buscando su nombre entre las estrellas.
Tenía que encontrarla y enseñarle su música, tenía que buscarla y demostrarle que era ella la que le hacía componer.   
Tendría que cruzar su mar y enfrentarse a sus mayores temores, tendría que soportar noches sin luna y sin estrellas, quizás tendría que ver como parte de su música desaparecería, como la esperanza desaparecía sin dejar rastro...
Pero todo sería recompensado cuando la tuviese frente a el, para componer sobre sus labios y rasgar las cuerdas de su cuerpo, para escuchar su voz: la melodía más hermosa de todas.
Pero se arriesgaría a ese viaje, porque para tocar de verdad hace falta algo más que un instrumento:
necesitas a tu verdadera música.

viernes, 15 de agosto de 2014

"Es mejor parar cuando debes, que correr hasta caerte".

Alguien me pidió una historia feliz. Y quizás esta sea esa historia, no sé. Pero siempre es mejor que no terminen, es mejor que continúen...
La coge de la mano y le sonríe. Ella se acerca más a el y pega la cara contra su hombro.
-Ven- dice el rompiendo el silencio.
Ella levanta la vista.
-¿A dónde?
-Ya lo verás. Tú solo ven.
No está muy convencida, pero le sigue.  
Todo está en silencio y no hay nadie, solo las centelleantes estrellas que hacen compañía a la luna llena de esa noche.  
Llegan a la playa. Siente la arena fría aún a través de los zapatos, y saca las bailarinas dejando que sus pies se hundan en la arena.
El se acerca a ella por detrás y la agarra de la cintura. Siente que el corazón le va a salir desbocado. Quiere a ese chico desde tiempos inmemoriales, intentó olvidarle con otros labios pero resultó imposible.
Pero al fin ese momento llegó.
Pone la mano en su pecho y siente como el corazón de el late acelerado.
La luna alumbra la playa esa noche, y puede ver sus ojos brillantes. Le sonríe y el se acerca a ella, colocando la cara entre sus manos y acercándose a ella deja posar un dulce beso en sus labios.
-Te quiero- le dice el antes de fundir sus labios en los de ella, sin que a esta le dé tiempo a responder.
Aunque probablemente no haga falta.

jueves, 7 de agosto de 2014

Sturm und drang

Estoy en la playa con mi ropa deportiva, preparada para correr pese al mal tiempo. Miro el mar, una hermosa música relajante...pese a ello, prefiero mi música y pongo los cascos mientras estiro.
La primera canción, como siempre, es 1999. Canto en voz baja, pues soy consciente de que nadie me escucha.
Cuando acaba la canción me pongo en pie, activo el modo aleatorio y empiezo a correr por la orilla al ritmo de Bowie.
Siento que empieza a llover, como las gotas golpean mi cara, pero no me detengo. No temo a la lluvia, a pesar de estar hecha de fuego. Además, estoy acostumbrada a ella y al cielo gris...los que normalmente representan mi estado de ánimo...la tristeza. La canción se acaba y me saca de mis pensamientos.

"Do you believe everything that you read
Everything that you see on the set. You look around at your sleepy little town..."

Se me para el corazón y tropiezo. Sin poder reaccionar estoy en el suelo, con las manos sujetando mi cabeza.
Esa canción.
Necesito que pare de sonar, pero no quiero pararla. Es su recuerdo. Es su canción...
Las lágrimas empiezan a recorrer mis mejillas, confundiendose ahora con la lluvia. Miro al cielo, y todo mi ser le ruega que vuelva, que regrese a mi lado, porque le echa de menos y le necesita.
Me quedo sentada hasta que acaba la canción. Es entonces cuando me levanto despacio y vuelvo a casa, con los Beatles cubriendo el silencio...

"You don't realise how much I need you.
Love you all the time and never leave you.
Please come on back to me. 
I'm lonely as can be. I need you..."