miércoles, 18 de noviembre de 2015

Nos veremos en el viaje.

  Mucha gente me pregunta que qué espero de la vida. Que qué quiero hacer con ella. Tengo las cosas muy claras y al mismo tiempo veo imposible.
 Hace no mucho vi una película llamada Requisitos para ser una persona normal. La protagonista se encontraba en una situación similar a la mía, se preguntaba qué necesitaba para ser completamente feliz. Por ello, se dedica a observar a la gente que la rodea y ver qué tienen que los haga felices. Finalmente, elabora una lista con lo que ella considera que es necesario para llegar a ser completamente feliz.
 En mi caso, creo que podremos omitir las dos primeras porque todavía no estoy en esa etapa de trabajar e independizarme, aunque es cierto que no vivo con mis padres, pero es por los estudios.
 Mi vida social en realidad es complicada. Me gusta salir pero no de la misma forma que a la mayor parte de la gente de mi edad. Que sí, que no digo que no a las fiestas, a salir en verano, a emborracharme de vez en cuando algún que otro fin de semana o en días señalados...pero no constantemente. No soy capaz de salir semana tras semana durante 3, incluso 4 días seguidos. Me gusta quedarme en casa viendo una película o leyendo un libro. Y si tengo que salir que sea al cine o a pasear, muchas veces sola, porque ayuda a relajarse. ¿Pero salir de fiesta con los amigos constantemente? Uf, no. Qué horror. El caso es que nadie me entiende. Nadie quiere al sofá como lo quiero yo.
 Creo que el tema de las aficiones también lo he dejado claro, y realmente es el único que tacharía por completo de esa lista.
 El tema de la pareja es realmente complicado. Hay gente que no soporta vivir sin pareja y que de cada dos por tres tienen una nueva. Me da pena ese tipo de gente, que busca unos brazos entre los que estar constantemente, que quiere sentirse querida. Ese tipo de gente que en realidad no se quiere. Necesita tener a alguien a su lado. Y aunque digan que es para follar en realidad ese no es el motivo. Necesitan a alguien que esté ahí, que les mime. Aunque su reacción ante eses mimos sea completamente brusca. No son capaces de valorarse a sí mismos y buscan a alguien que lo haga por ellos.
¿Que yo no me quiero? Yo me adoro,me quiero mucho y no siento la necesidad de tener de que otra persona lo haga por mí. Que sí, que es obvio que me encantaría tener a un chico en mi vida. El problema es que no aparecen, y si aparecen las cosas salen mal, a veces esa persona cambia con el tiempo y la relación ya no es lo que era. Quiero a alguien que me comprenda, que tenga mis gustos, alguien con el que, pese a no verle a diario, de vez en cuando pueda tirarse conmigo en el sofá a ver una película o llevarme al cine. Alguien que no haga que los te quiero dejen de significar algo, alguien que me demuestre eso con la mirada, alguien con el que poder hablar horas y horas y otros días no hablar nada. Y pese a eso, que siga ahí.
Podéis presumir las que tenéis a un montón de tíos en cola esperando a que cortéis con vuestro último novio. No os envidio, podéis ahorraros esa cara de superioridad. Y sí, yo no tengo una cola de hombres esperándome. Pero cuando tenga a uno sé que va a ser de verdad. Que quizás al final las cosas puedan salir mal, pero al menos no se han enamorado de mí por enamorarse, ni porque me he dedicado a tontear con todos sólo por el placer de tener una larga cola como segundas opciones. Y no, el sexo no es tan importante, ¿qué manía tenéis con eso? Me parece estupendo lo de vuestros follamigos y follamigas, pero es que tirarse a todo el mundo no te hace sentirte más importante. El sexo es algo bonito y hay que compartirlo con la persona adecuada y en el momento oportuno.
 Pero vosotras seguid negando que no os queréis y que vuestra autoestima está por las nubes. Que puede que la mía no sea altísima, pero sí es cierto que la mayor parte del tiempo está en un punto óptimo. Y que quiero conocer al hombre de mi vida y que no me vale cualquiera.
 En cuanto a la vida familiar supongo que cada uno tiene sus problemas, yo cada vez que trato de arreglar los míos parece que las cosas van cada vez a peor. Y siento que lo de estar viviendo fuera de casa afecta negativamente. No me gusta volver al pueblo porque me aburro, no hay nadie, y supongo que ellos se creerán que es por otros motivos. No sé, tengo mi edad y me gusta estar a mis cosas. Tener esa pequeña libertad de no ser cuestionada por cada cosa que hago, y como no la tengo las cosas no salen tan bien. Pero he de decir que tengo la esperanza de que esto mejore con el tiempo. Y no sé, quizás me ayude finalmente a ser "feliz".
¿Que si soy feliz? Me faltan muchas cosas, pienso demasiado y me deprimo de vez en cuando, tengo muchas recaídas pero siempre consigo levantarme. Podría decir que soy feliz dentro de lo que cabe.
Lo que yo me pregunto es, ¿qué es la felicidad?
Y realmente, esta lista no es necesaria. Vive la vida sin pautas, y consigue lo que quieras. Y en realidad ese es el mensaje que trata de transmitir.
La vida no es un examen en el que tienes que tener aprobados absolutamente todos los puntos.

2 comentarios: