domingo, 31 de enero de 2016

Rutina.

No quiero nada.
Bueno, sí.
Quiero a alguien que me saque de mi rutina.
No quiero que me juren amor eterno...ya no necesito esa mentira.
Quiero a alguien que ocupe mis fines de semana, y por sorpresa los jueves por la tarde.
Alguien que transforme mi monotonía de vida en una aventura.

Eso me haría feliz.

Alguien a quien quizás no quiera, pero al mismo tiempo sí.

Y quizás...quizás me enamore lentamente.
Pero muy lentamente.

Estoy cansada de tratar de encontrar al amor de mi vida, de creer en el amor.
Prefiero enamorarme sin ser consciente de ello.
Ahora sólo necesito algo diferente.
No necesito amor.
Necesito un susurro.
Pasar el tiempo.
Lo siento, pero es que cada vez soy más consciente de lo absurdo que es eso de "entrégate sólo a alguien a quien de verdad quieres".

No hay comentarios:

Publicar un comentario