miércoles, 5 de julio de 2017

Choke.

Se me da bien estrellarme,
que la vida me golpee.
Se me da bien hacerme daño.

Vivir en un terremoto constante,
deseando que llegue la calma.

Pero yo sé la verdad,
nunca llegará.

¿Que por qué?
Porque soy yo.
Y el que yo deje de atraer al desastre, sería como pedir que el aire dejase de existir.

Y nadie elige quedarse sin aire.
Nadie.